Obsolescencia programada: pilar clave para el capitalismo.

A partir de 1928 se advertía de la necesidad de generar una estrategia para reactivar la economía, y con ellas una idea que caló en la población de empresarios en esta época, que mencionaba textualmente: “un artículo que no se estropee, es una tragedia para los negocios”, razón por la cual en 1932 se inicia la nueva estrategia denominada obsolescencia planificada que como principio básico consta de devolver el equipo utilizado para ser eliminado o desechado, de no ser así, seria penalizado con un impuesto adicional a tal punto que en nuestra actualidad las empresas con el objetivo de maximizar sus ganancias.

En el 2015 se calculaba que más de 3.000 millones de personas pudieran tener un teléfono inteligente, sin embargo para el 2020 se logró una cifra que más de 6.000 millones , con un promedio de recambio  de 18 meses, según datos de la comisión Europea,  frente a esto han surgido nueva metodología para que las empresas continúen con las ventas exponenciales a la que se denomina obsolescencia indirecta que radica en la dificultad para la reparación o la incompatibilidad al momento de la actualización de software, por otro lado la constante puesta en venta nuevos equipos mejorados y la estrategia psicología de marketing que te lleva a pensar de que a pesar de que tu computador está en buen estado  o requiere una actualización menor, es necesario un cambio absoluto por un nuevo dispositivo. 

En la actualidad, se dice que el 70 % de los dispositivos móviles o computadores no se están reparando y que hasta el 40 % se encuentran estropeados no se intentan reparar nunca.

¿Consumir nos hace libres?  y ¿nosotros compramos estos artículos con dinero o con nuestro tiempo?

Partiendo de estos principios, en Rebobina con nuestra marca en Colombia como Revertia Latam, estamos seguros que el camino a la solución es convencernos que consumir de una manera desenfrenada, es el camino equivocado, y que esto no nos hará libres. Por el contrario, nos hará gastar más tiempo de nuestra vida en la búsqueda del dinero para adquirir lo que está de moda, sabiendo de antemano que muchos si no es más del 70 % de los equipos que estamos desechando los podemos arreglar, repotenciar, modernizar para que funcionen igual o mejor que un computador nuevo y que con esta nueva tendencia , disminuiremos al máximo los residuos, disminuiremos al máximo el trabajo infantil, reduciremos al máximo las emisiones de Co2… les proponemos un cambio, les proponemos la solución… queremos ayudar al disminuir el calentamiento global, puesta esta es parte de la solución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *